Decálogo de los buenos modales - AREA DE HUMANIDADES - COLEGIO MARIA INMACULADA

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PUBLICACIONES

DECÁLOGO DE LOS BUENOS MODALES Y EL BUEN USO DEL LENGUAJE

Muchas veces hemos escuchado lo fundamental que es cuidar las buenas formas. En un principio, puede que no  parezca muy importante, e incluso puede que nos hayamos preguntado alguna vez ¿por qué son importantes los buenos modales?

Es muy sencillo. Los buenos modales son necesarios para vivir en sociedad, para conseguir las metas que nos hemos propuesto y para poder disfrutar de una vida tranquila, sin recibir críticas por nuestra forma de comportarnos tanto en familia, colegio y sociedad.

Desde pequeños hemos escuchado frases del tipo "no hables con la boca llena, termina el bocado antes de hablar", "utiliza bien los cubiertos, no los agarres de tal o cual manera", "siéntate como una persona educada, no lo hagas de esa manera", "pide las cosas por favor", "da las gracias por todo", "saluda a las personas que están con tus padres, en el salón cuando entres" ... y otras cuantas frases por el estilo.

Hay que saber enseñar y razonar el porqué de muchas de las reglas básicas de comportamiento, sin exagerar. Hay que saber que en el trato con los demás hay ciertas reglas que deben aplicarse te caiga bien o mal una persona, que hay que saber hablar y escuchar, que hay que saber comportarse en los diferentes espacios en los que nos encontramos, que hay que saber respetar a los mayores, aunque le parezcan un poco pesados o poco educados, hay que saber salir airoso de situaciones comprometidas o algo incómodas.

Las reglas de cortesía y buena educación son el pasaporte sin el cual no se puede viajar por la vida. Tener una buena educación ayuda a saber qué hacer en casi todas las situaciones cotidianas, a tratar con los amigos y familiares, a saber tratar con respeto a sus profesores, a sus padres, a saber que no debe saltarse ciertas normas que harían la convivencia más difícil y menos agradable.

Por eso queremos queridas estudiantes y en general toda la comunidad educativa que apliquemos el decálogo de los buenos modales y el buen uso del lenguaje, para que creemos un ambiente más agradable en nuestra institución.

A continuación encontraran el decálogo con la explicación de cada uno de los puntos.


DECÁLOGO DE LOS BUENOS MODALES Y EL BUEN USO DEL LENGUAJE


1. Colocarse de pie y saludar con cortesía a docentes y directivos.

Al inicio de  cada clase las estudiantes con actitud de respeto deben colocarse de pie y saludar al docente de la respectiva clase o cuando uno de los directivos de la institución ingrese a cada una de las aulas.

2. Pedir el favor y dar las gracias.
De esta forma se valora y se respeta algo que solicitas que se haga y por otra se valora y se respeta el resultado del mismo.

3. Respetar la palabra de tus compañeras y profesores.
Levantar la mano siempre que quieras intervenir en una clase y cuando otros hablen escuchar atentamente.

4. Mantener una buena postura durante las clases.
Una mala postura constituye un factor de riesgo a corto o largo plazo, por lo que es importante que la posición al sentarse sea la correcta, ya que puede repercutir negativamente en la columna vertebral.

5. Actuar con moderación previniendo los daños o consecuencias de nuestras acciones y palabras.
Piensa antes de actuar o hablar y evita problemas innecesarios.

6. mantener un tono de voz moderado de acuerdo al espacio en que se encuentren.
No grites o fomentes el desorden dentro de las aulas de clase.

7. No a la grosería y si al buen uso del lenguaje.
Recuerda que tus palabras dicen mucho de ti, evita las malas palabras y se ejemplo para nuestras niñas más pequeñas que están en proceso de formación.

8. Respetar la forma de pensar y actuar de otras personas.
La tolerancia es la capacidad de conceder la misma importancia a la forma de ser, de pensar y de vivir de los demás que a nuestra propia manera de ser, de pensar y de vivir. Si comprendemos que nuestras creencias y costumbres no son ni mejores ni peores que las de otras personas, sino simplemente distintas, estaremos respetando a los demás.

9. Demuestra cultura en sus manifestaciones de alegría y aprobación.
Evita los chiflidos o gritos, sobre todo en las diferentes actividades del colegio.

10. Sobresalir como grupo participativo y de gran cultura en las diferentes actividades institucionales.



La educación debe ser una tarea diaria, constante y, seguramente, algo repetitiva, pero que redunda en beneficio de todos y principalmente de uno mismo.


La educación no entiende de modas, edades o culturas, es un bien universal y necesario.





 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal